Mejor material para cuadros de bicicletas

¿Sabías que el material del cuadro de una bicicleta (sea de montaña o de carrera) tiene gran incidencia en algunas de sus características como resistencia, peso, capacidad de carga y durabilidad?

Eso sí, te adelantamos que no existe un material mejor que otro, cada uno tiene propiedades diferentes y ofrecen bondades distintas. Es decir, vas a querer elegir el material adecuado acorde a lo que planeas hacer con tu nueva biciceleta. Ya sea de montaña o carretera.

Cuadros de acero

@GTBikes

Las bicicletas fabricadas a base de este material pueden estar diseñadas de dos tipos de acero: el Hi-tensile (Hi-ten), empleado en modelos más baratos y, el cromoly, usado en bicis de gama alta. Este material es bastante común en las bicis BMX.

El acero es conocido por su resistencia, su durabilidad y  su versatilidad.  Y a pesar de los beneficios que aporta, las bicis fabricadas con este metal suelen ser más baratas que los modelos elaborados con otros materiales.

De lo que no hay discusión es que el acero resulta más resistente ante posibles caídas o accidentes. Aunque hay que cuidar que se oxide con sesiones de mantenimiento.

Cuadros de aleación de aluminio

Cuadros de aleación de aluminio
@NBK

Después del acero, el aluminio es el material más usado, aunque abunda bastante en modelos de gama media. Este metal es más liviano, mucho más flexible y su resistencia a la corrección es mayor.

Una buena noticia es que este metal se ha perfeccionado hasta el punto de alcanzar propiedades concretas en los cuadros de las bicicletas, tras alterar las secciones y espesores de la tubería.

Por desgracia, los cuadros de aluminio tienen una desventaja imposible de ignorar: no son muy resistentes a los golpes en comparación con los de acero. ¿Esto qué significa?, que un accidente podría deformar el metal y quedarte con una bici inservible.

Cuadros de fibra de carbón

Cuadros de fibra de carbón
@Colnago Bikes

¡Lo admitimos!, el proceso de fabricación de los cuadros elaborados con este material es muy interesante: se elaboran superponiendo láminas flexibles compuestas de cientos de fibras de carbón que después son calentados con precisión aguda. Algo complejo, ¿verdad?

Bueno, lo curioso es que el resultado de este procedimiento se resume en cuadros muy muy ligeros que tienen la capacidad de soportar exigencias profesionales.

Desde luego, esta ventaja en especial tiene un precio. Por lo que, si quieres hacerte con una MTB de fibra de carbón tendrás que desembolsar más dinero, sobre todo por lo complejo que es fabricar el cuadro. 

Para muchos no merece la pena comprar una bici tan costosa por un material que es frágil frente a los golpes, pero sinceramente vienen bien para competiciones donde la ligereza es esencial como en el marathon, por ejemplo.

Cuadros de titanio

Cuadros de titanio

El titano es igual de resistente que el acero, sin embargo, hay una característica que muchos agradecen: es un material más liviano. Por lo tanto, muchas MTB de uso profesional están fabricadas con este material.

La razón es sencilla; los cuadros de titanio son muy resistentes a los impactos y a la torsión que demanda los terrenos montañosos.

Es más, el titanio cuenta con una flexión tan espectacular que una gran cantidad de bicicletas de gama alta lo integran en su diseño a fin de absorber las vibraciones.

El precio a pagar por un ejemplar elaborado con este material quizá sea la mayor desventaja, pero si eres un profesional tal vez sea la opción que necesitas.

¿El mejor material existe?

Los mitos nunca faltan ni siquiera cuando se habla de los materiales para cuadros de bicicletas de montaña. Por ejemplo, se dice que los cuadros de aluminio proporcionan una sensación más rígida y que los de titanio se flexionan muchísimo. Con cualquiera de los materiales mencionados es posible diseñar un cuadro que se ajuste a tus necesidades.

Y es que si se realiza buen diseño y se hace la elección adecuada de la tubería se puede construir un cuadro que ofrezca características de lujo.

No tienes por qué complicarte tanto con el material, lo primero que deberás hacer es definir el uso que le quieras dar a la bicicleta y determinar las propiedades que necesita para el cuadro.