Esta interrogante es un dilema que se presenta con más frecuencia de la que imaginas. Sobre todo, cuando se trata de bicicletas de carreteras o montaña. Generalmente, se presenta la duda si usar pedales automáticos o de plataforma, de allí el objetivo de esta entrada.

Aunque parezca mentira, el uso de pedales adecuados a la actividad que realizas con tu bici marca la diferencia. Hoy son muchos los bikers en todo el mundo que ya están usando los pedales automáticos para lograr un mayor rendimiento.

Sin embargo, esto no quiere decir que sean los más apropiados para todos los casos, ya que dependerá en gran medida del uso de la bicicleta. Si aún no sabes cuál es la mejor opción para ti, lee hasta el final, donde abordaremos todos los aspectos en torno a este dilema.

Pedales automáticos ¿Qué son?

pedales automáticos mtb

Son dispositivos que permiten fijar el pie al pedal de la bicicleta. Esto es posible, gracias a una zapatilla especial que trae una cala que se ancla al pedal. De esta forma, podrás obtener mayor potencia y mejor maniobrabilidad.

Estos son muy demandados por ciclistas profesionales, tanto en el ciclismo de carretera como en la montaña. Desde que Bernard Hinault, en 1985 triunfó con ellos, en los Campos Elíseos hay varios defensores a ultranza de su gran utilidad. Pero, también hay aficionados de este deporte que se niegan a cambiar sus pedales convencionales.

De allí que hemos decidido mostrarte las principales ventajas y desventajas de este modelo de pedales, para que vayas valorando si te conviene:

Pros

  • Eficacia en el pedaleo.
  • Otorga confianza al ciclista para realizar algunas maniobras.
  • Mejor agarre en terrenos accidentados.
  • Mayor aprovechamiento del entrenamiento.
  • Disminución de lesiones producto del desequilibrio muscular entre ambas piernas.
  • Comodidad y seguridad al pedalear.
  • Fiabilidad en las bajadas y estabilidad en las subidas fuertes.

Contras

  • Dificultad en el proceso de iniciación para aprender a utilizarlo.
  • El desenganche ante una circunstancia inesperada, ya que es complicado y requiere de un movimiento lateral y no frontal.
  • Supone una inversión extra, porque requiere de un calzado específico.
  • Requiere de un mantenimiento continuo para garantizar su correcto funcionamiento.
  • Incomodidad para caminar a causa de la cala, cuando te toca empujar la bici.

Pedales de plataforma ¿Qué son?

Pedales de plataforma

Poseen una estructura generalmente plana, donde los ciclistas apoyan los pies. Se trata de un elemento de la bici que hacen girar las ruedas cuando se aplica la fuerza sobre ellos. Este tipo de pedales son los muy conocidos, ya que son los que siempre hemos utilizados desde nuestros inicios con una bicicleta, aunque hoy día están bastante evolucionados.

Existen infinidades de marcas, modelos, diseños, colores, tamaños y con diversas utilidades. De hecho, muchos fabricantes han enfocado su visión a proporcionar mayor comodidad y seguridad al usuario aficionado del ciclismo.

Los podemos encontrar en el mercado sencillo y más especializado, todo dependerá de tus objetivos al usar la bici. También, están disponibles en distinto material, que pueden ser de plástico en el medio y de metal en la parte exterior. Existen modelos fabricados todo en metal, lo que les brinda mayor resistencia.

Entre sus pros y contras tenemos:

Pros

  • Libertad de movimiento.
  • Facilidad de uso.
  • No requiere de un calzado especial.
  • No requiere de mantenimiento continuo.
  • Son robustos para el uso diario en ciudad y montaña.
  • Son ideales para la ciudad, porque se evita la molestia del desenganche de la zapatilla por semáforos o peatones.

Contras

  • Disminución de la eficacia en el pedaleo, ya que solo se ejerce fuerza cuando el pedal va hacia abajo.
  • Peligro de algún accidente cuando se te escape el pie del pedal.
  • Alcance de poca velocidad por la falta de eficacia del pedaleo.
  • Dificultad para realizar algunas maniobras.
  • Incomodidad cuando se practica ciclismo de montaña en terrenos con relieve.

Pedales automáticos vs pedales plataforma ¿Cuáles son mejor?

Muchas personas tienen la duda sobre qué tipo de pedal es el más adecuado para disfrutar del ciclismo. Esto se debe principalmente a que no conocen sus diferencias o similitudes. Así que para discernir esta incertidumbre te mencionamos todos los aspectos esenciales que debes considerar en cada uno de ellos al momento de tu elección:

Sujeción del pedal

Este aspecto tiene que ver con la forma en que se sujeta el pie en el pedal de la bici. Es un factor importante para los ciclistas porque influye en la potencia que desarrolla la bicicleta en determinado momento.

Los pedales automáticos permiten una sujeción firme para la acción, de manera que no se resbale el pie del soporte. Esto proporciona un ciclo completo de presión, produciendo un movimiento redondo y uniforme con el que la bici gana velocidad.

En el caso de los pedales plataforma, el pie queda libre sujeto sólo por presión al pedal. Esto hace que se impulse potencia sólo cuando empujas hacía abajo.

En disciplinas como el Cross country o rally donde la potencia es lo más importante los pedales automáticos son ideales. Ellos proveen una sensación de control y seguridad para realizar cualquier tipo de maniobra o cambio de trayectoria.  

Estructura física

Los pedales automáticos los puedes encontrar con diferentes estructuras físicas. Generalmente, tienen un soporte de poca dimensión y el eje donde se encuentra el dispositivo que fija la cala. Este eje se engancha directo a la biela de la bici.

La mayoría de los modelos permiten fijar bien el pie dando estabilidad y sujeción correcta. Algunos son antideslizantes y poseen tiras para ajustar el pie.

Además, las zapatillas son rígidas para permitir la transmisión de la energía de las piernas. En la bici de montaña se adopta una solución de compromiso para poder andar con ellas con mayor comodidad. Mientras más rígidas mayor eficiencia de pedaleo, pero menor comodidad.

Hoy día hay algunos modelos de este tipo de pedal con tecnología electrónica que incluye pantalla e indicadores. Esto hace que sean ideales para entrenamiento, porque permiten tener control en cuanto a las rutinas y evaluar nuestra evolución.

Los pedales de plataformas se caracterizan por tener una base para apoyar el pie de mayor dimensión. Son diseñados para permitir una fijación cómoda del pie mediante la presión de la pierna del ciclista.   

También, poseen un eje central que va anclado a la biela para ejecutar el movimiento de las ruedas de la bici. Casi siempre son planos, pero ya hay modelos con estructuras especiales para anclar el pie.

Maniobrabilidad

Los pedales de plataforma permiten realizar maniobras especiales, como el equilibrio estático con varios saltitos para alinearse o el bunny-hop. Estas maniobras se complican con los pedales automáticos.

Sin embargo, hay otras acciones en terrenos abruptos que generan situaciones de desequilibrio que hacen posible que el pie resbale. En estos casos del ciclismo de montaña son útiles los pedales automáticos para evitar un accidente asegurado. Ellos permiten seguir pedaleando hasta salir del apuro.

Los pedales de plataforma siguen siendo indispensables para algunos ciclistas en disciplinas como gravity, slopestyle y Street.

Condición salud

Con los pedales automáticos el pie permanece en una misma posición, quedando alineado de manera correcta pie y rodilla. Esto redunda en beneficios para el ciclista, porque se evita lesiones por mala postura que pueden ocasionar daños en articulaciones.

En los pedales de plataforma los pies se deslizan y toman diferentes posiciones durante el recorrido que puede ocasionar malestares.

Cuando hay que empujar la bici el uso de zapatillas sin cala hace que caminar sea más cómodo. En cambio, cuando usamos pedales automáticos debemos llevar zapatillas con enganches que resultan incomodos al momento de caminar produciendo dolor.

¿Cuál tipo de pedal debo elegir?

Para esta interrogante tenemos una respuesta fácil los pedales automáticos son ideales para profesionales del ciclismo. Esto es válido tanto para los que practican el deporte en carretera o montaña.

Hay disciplinas en este deporte en las que viene mejor unos de plataforma que los automáticos. Esto se debe a las diversidades de acciones que ejecutan los ciclistas sobre la bici.

Ahora, para las personas que usan la bicicleta de paseo, ir al trabajo o al supermercado le sugerimos los de plataforma.

Si eres deportista apasionado al MTB debes saber qué tipo de modalidad vas a practicar. Algunos modelos de pedales tendrán ventajas específicas para determinada modalidad. Tal es el caso de una persona que practica XC le sirven más los pedales de contacto que unos de plataforma.

Los que practican Freeride no deben estar “enclipado” a la bicicleta. Esto se debe a que se necesita despegar los pies de los pedales con facilidad para realizar diversas acrobacias.

En qué caso utilizar cada uno de los pedales depende del uso y modalidad de deporte que practiques, así como de la comodidad que sientas al utilizarlo.

Algunos ciclistas prefieren practicar disciplinas como All Mountain, Enduro, Trail y Downhill con pedales de plataforma. Estos hacen referencia a los modelos con soporte amplio y buen agarre. También, permiten a la persona tener facilidad para sacar el pie en caso de ser requerido.

¿Cómo funcionan los pedales automáticos?

Consiste en una cala que va en la zapatilla y clica sobre el mecanismo que se aloja en el pedal. Una vez anclado para desengancharse debes dar un leve giro a la zapatilla hacía afuera. Esto depende también del tipo de pedal automático que decidas comprar.

Hay algunos sistemas en donde el desenganche podrá ser regulado por la dureza del muelle. Pero de forma general, todos funcionan de esta manera.

¿Cómo usar pedales automáticos carretera?

Lo importante de los pedales automáticos es el enganche y desenganche de la zapatilla al pedal. A continuación, te describiremos de una manera sencilla los pasos para iniciar el uso de este tipo de pedales:

  1. Busca un soporte seguro donde puedas apoyarte para aprender a enganchar y desenganchar el pedal en forma de práctica. Luego, pasa tu pierna por encima del sillín, mantén el equilibrio apoyándote en algo.
  2. Apoya el pie en el pedal y engancha la zapatilla. Dependiendo del tipo de pedal puede ser que necesites girar hacia arriba para enganchar bien la zapatilla. Debes escuchar un clip cuando engancha el zapato, intenta levantar el pie para confirmar si todo está bien.
  3. Para desenganchar tira del talón hacia afuera de la bici. Repite, estos pasos con ambos pies hasta que sientas que puedes controlarlo.
  4. Ahora, apóyate con el pie dominante en la bici en posición de las 11 y punto. Ubica el otro pie en el suelo y engánchate al pedal, pedalea hacia adelante y ancla el otro pie.
  5. Cuando quieras frenar reduce la velocidad para que sea más fácil, desengancha tu pie no dominante. Esto lo haces sacando el talón hacia afuera del pedal y apóyalo en el suelo. Con el tiempo el proceso de desenganche te saldrá de forma natural.
  6. Recuerda practicar esto en un área segura, posiblemente puedas caerte.

Ventajas de usar pedales automáticos en bicis carretera

Son muchas las ventajas que ofrece este tipo de pedal, pero aquí te mostramos las más importantes:

  • Provee mayor transferencia de fuerza durante el pedaleo, porque ejerce un ciclo completo de impulso. Esto se debe a que el impulso no sólo se gana cuando se empuja el pedal hacia abajo, sino durante toda la vuelta.
  • Permite mayor seguridad en el movimiento de las piernas, se alinea mejor pie y rodilla librando de lesiones al ciclista. Gracias a que los pies permanecen en una sola posición se obtiene un desplazamiento más eficaz.
  • Ayuda al ciclista a ganar velocidad por la potencia eficaz que ocurre al pedalear y ocasionar un giro completo. Con estos pedales, la bici gana rapidez tanto cuando el movimiento del pie es hacia abajo como al subir.
  • Evita la adopción de posturas inadecuadas del ciclista que puedan desembocar en afecciones de salud.
  • Hace que aprovechemos la fuerza de los grupos musculares anteriores y posteriores de las piernas. Por ello, podrás hacer recorridos más largos sin presentar cansancio.
  • Puedes encontrarlos con diseños aerodinámicos, con distintos tipos de suelas, para invierno o verano, con ajustes micrométricos y más.

Ventajas de usar pedales automáticos en bicis de montaña

En el ciclismo de montaña los pedales automáticos también están marcando pauta. A continuación, te mostramos algunas de las ventajas más resaltantes:

  • Facilita el desplazamiento firme del pie sin riesgo al deslizamiento por causa de algún movimiento brusco. Esto suele suceder en terrenos con dificultades, pero los pedales automáticos permiten la sujeción óptima dentro de la zapatilla.
  • Hace posible maniobrar con la bici de manera más fácil que con pedales de plataforma debido al enganche. De esta manera, se pueden subir bordillos o tirar de la bicicleta hacía arriba de forma segura.
  • Los saltos para subir bordillos o esquivar cualquier obstáculo en el camino son más simples.
  • Dota al ciclista de mayor libertad para moverse en esos terrenos con dificultad técnicas porque pueden moverse sujetando la bici. Se siente el control al momento de poder mover la bici al tirar las piernas hacia arriba.
  • No corres el riesgo de que el pie resbale del pedal. Esto puede ocasionar que pierdas el control de la bicicleta y te golpees la pierna o tengas una caída peligrosa.

Precauciones a tomar antes de usar pedales automáticos

Como todo en la vida, los pedales automáticos tienen sus beneficios y sus debilidades. Por esta razón, hay ciertas precauciones que deberás tomar al usarlos. Aquí te presentamos algunas de ellas:

  • Cuando inicies su uso, procura hacerlo en un lugar sin riesgos. Esto es importante, porque muchos suelen caerse varias veces antes de lograr el equilibrio en la bici.
  • Requiere de un proceso de adaptación antes de salir a una competencia en la carretera, y no te olvides del tráfico.
  • Debes realizar mantenimiento periódico para evitar que se atasquen los mecanismos. Limpia de vez en cuando y revisa la tensión del muelle del pedal y engrásalo.
  • Apretar de forma constante los tornillos de las calas para evitar que haya holguras que ocasionen algún desajuste.
  • Se necesita de un proceso de entrenamiento hasta para bajarse de la bicicleta, aunque parezca una tarea sencilla.
  • Trata de usar las zapatillas adecuadas a tu talla de pie y a los pedales, para que te sientas cómodo.

Conclusiones sobre usar pedales automáticos

Tal como vimos líneas arriba, cada tipo de pedal tiene sus ventajas. Para escoger los pedales automáticos adecuados debes tener claro qué uso le darás a tu bicicleta.

A continuación, te ofreceremos algunas recomendaciones:

  1. Si vas a usar tu bici en la ciudad en la semana y sólo vas a la montaña el fin de semana, te sugerimos utilizar unos pedales mixtos. Pues, este modelo posee un lado de plataforma y otro automático.
  2. Si utilizas tu bicicleta para competencias en carreteras, debes usar los pedales automáticos. Este modelo te permitirá ganar potencia y velocidad en cada giro.
  3. Si vas algunas veces a las montañas y eres principiante, te recomendamos continuar con los de plataforma hasta que logres destreza en el uso de los automáticos.
  4. Si tu pasión es el ciclismo de montaña y sólo utilizarás la bici para lugares con cierta dificultad, entonces decídete por los pedales automáticos. Ya que, con ellos puedes brincar con tu bici sin perder el control.
  5. Los pedales automáticos son los más usados en la bici de XC y de maratón. Cuando la práctica te permita liberar el pie de forma intuitiva, las ventajas de los pedales automáticos serán muchas.

¿Qué pedales automáticos comprar?

Existe una gran variedad de pedales automáticos en el mercado, tanto para bici de carretera como para la de montaña.

De manera que, podrás elegir entre diferentes estructuras, unas más robustas que otras, con distintas dimensiones y propiedades. Por ejemplo, algunas permiten modificar la dureza del pedal otros no. También, hay los que tienen mayor plataforma, ofreciendo mayor confort. 

Ahora, con tantas opciones en el mercado es difícil dar una respuesta atendiendo a una marca o modelo. Sin embargo, te sugerimos comprar los que te provean comodidad, seguridad y tengan excelente relación calidad-precio. 

Ten en cuenta que, para saber qué pedales automáticos MTB comprar, hay que fijarse en un modelo que te brinde control y resistencia.

Finalmente, los beneficios de los pedales automáticos son muchos. Pero, sólo son necesarios si te dedicas al ciclismo competitivo o quieres maniobrar en las montañas con regularidad. ¡Ahora ya puedes decidir cuál comprar! ¿Qué esperas?